ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

En una relación sexual sin protección se produce intercambio de fluidos corporales y por lo tanto se intercambian los microorganismos, bacterias, hongos o virus que ambos puedan tener.

 
 
UN ENEMIGO QUE NO PODEMOS VER.
 
Los seres humanos convivimos con millones de microorganismos que están presentes en casi todo lo que vemos, en lo que olemos, en lo que tocamos y hasta en lo que comemos. Por esta razón nuestro cuerpo no es indiferente para estos seres a quienes les gusta habitar principalmente en algunos fluidos corporales. Muchos de estos resultan inofensivos para las personas pero otros logran afectar nuestra salud produciendo enfermedades, entre ellas las de transmisión sexual.
   

En una RELACIÓN SEXUAL sin protección se produce intercambio de fluidos corporales y por lo tanto se intercambian los microorganismos, bacterias, hongos o virus que ambos puedan tener. De esta forma se pueden trasmitir las diferentes enfermedades, pero hay que tener en cuenta que esta no es la única vía de contagio. A continuación mencionaremos algunas de estas infecciones y como pueden transmitirse:

 

SÍFILIS

Esta enfermedad la produce una bacteria llamada Treponema pallidum. Se manifiesta con la aparición de una especie de tumor superficial que luego se expande como una úlcera pero sin dolor y es acompañada de secreciones (pus) en el lugar infectado. Esta infección puede localizarse en cervix, ano, pene, labios, y en otras zonas de la piel. A partir de este momento la enfermedad tiene diferentes fases, las cuales pueden ser evitadas con un tratamiento médico.

   

Sífilis Secundaria: Después de 6 a 8 semanas del contagio aparece una roseola sifilítica por todo el cuerpo, la cual no produce picazón. Aparecen también ganglios en varias partes del cuerpo, verrugas planas y se produce pérdida de vello púbico.

 
 
 


Sífilis Tardía: Se da en aquellos pacientes no tratados o tratados inadecuadamente. Puede aparecer de 2 a 10 años después de la infección y empieza a afectar órganos como el corazón, el cerebro y la médula espinal, produciendo insuficiencia cardiaca, demencia, parálisis y finalmente la muerte.

 

Transmisión: Se transmite a través del contacto sexual, también puede causarse la infección de madre a hijo en la fase de gestación, o entre personas por medio de una transfusión de sangre fresca o a través del contacto con una herida del infectado.

 

 

 

GONORREA

Esta es una enfermedad de transmisión sexual producida por la bacteria Neiserria Gonorrhoeae. Esta enfermedad se manifiesta de manera diferente en hombres o mujeres y es una de las ETS más comunes.

En el varón produce una secreción purulenta (pus) en la uretra que aparece entre los 2 y 6 días del contagio y resulta muy doloroso al orinar. Si este no se somete a un tratamiento a tiempo, puede tener complicaciones en la próstata, afección de las vesículas seminales, las glándulas de cooper y puede producir abscesos periuretrales. En las mujeres es más difícil la detección pues la enfermedad se manifiesta a los 10 días del contagio en el canal endocervical y uretral, con síntomas muy leves como molestias al orinar, pequeñas hemorragias y producción no abundante de secreciones purulentas por la cérvix. Las complicaciones por falta de tratamiento en la mujer van desde la destrucción paulatina de los órganos genitales internos como el útero y las trompas de Falopio hasta el embarazo ectópico.

La gonorrea solo se comporta de igual forma en hombre y mujeres cuando esta se localiza en el ano o en la faringe, donde produce sensación de dolor y algo de secreciones.

Transmisión: Se produce por contacto sexual, ya sea oral, vaginal o anal a excepción de la Oftalmia Gonococcica Neonatal que se adquiere en el canal del parto. La transmisión es más frecuente de hombre a mujer que de mujer a hombre.

 

 

Uretritis con chancro.

INFECCIONES POR CHLAMYDIA

La Chlamydia es una bacteria causante de varias enfermedades de transmisión sexual entre las cuales tenemos el linfogranuloma Venéreo, la uretritis y cervicitis. Esta bacteria presenta diferentes variantes y su comportamiento es muy similar al de un virus. Las enfermedades causadas por este agente contagioso son las más comunes entre adolescentes en los Estados Unidos según la CDC. (Centro del control y prevención de enfermedades)

Generalmente estas infecciones no producen síntomas aunque algunas veces se manifiesta con dolor al orinar o emisión vaginal. En caso que esta enfermedad no se trate a tiempo, producirá complicaciones graves principalmente en las mujeres a quienes puede dejar completamente estériles, además de la inflamación que produce en las trompas de Falopio y ovarios. Los hombres también pueden ser afectados con infertilidad y sensación de ardor al orinar. Cuando la Chlamydia se aloja en el recto, este puede ser afectado con sangrado, picazón y emisión de mucosa.


Transmisión: Se puede trasmitir a través del contacto sexual vaginal, oral y anal. También puede trasmitirse de madre a hijo en el momento del parto.

 

CHANCROIDE

El Chancroide también conocida como Chancro Blando, es una enfermedad causada por la bacteria Haemophilus ducreyi. Se manifiesta con la aparición de llagas abiertas y purulentas (con pus) en los órganos genitales, las cuales son bastante dolorosas y en ocasiones se acompañan de inflamación y dolor en la ingle. Los síntomas en las mujeres a veces son menos notorios y pueden ser limitados a la micción y defecación dolorosa, relación sexual dolorosa o hemorragia. Las lesiones del chancroide son muy similares a las úlceras causadas por el herpes genital o sífilis, con la diferencia que el dolor producido es mucho más intenso.

Aproximadamente la mitad de las personas infectadas presenta aumento de tamaño de los ganglios linfáticos inguinales, ganglios ubicados entre las piernas y la parte inferior del abdomen.

Transmisión: El chancroide se transmite por el contacto sexual vaginal o anal.

 

 

 

 

 

 

 

CONDILOMAS ACUMINADOS

Los condilomas son ocasionados por el virus de papiloma humano (VPH). Los virus del papiloma ocasionan pequeños tumores sobre la piel y membranas mucosas. La infección de las regiones anales y genitales con este virus puede ocasionar verrugas sobre el pene, vulva, uretra, vagina, cuello del útero y alrededor del ano. Los condilomas crecen mejor en el área genital húmeda. Pueden ser de color rosado, rojo o gris, son ásperos pero no causan dolor ni picazón. Si no se tratan, las verrugas alrededor del ano y de la vulva pueden agrandarse rápidamente tomando un aspecto de coliflor ya que el mantener el área infectada seca puede ser un problema, y las verrugas se asientan frecuentemente en las áreas húmedas.

La infección por el virus del papiloma humano es muy frecuente, aunque la mayoría de personas afectadas no tiene síntomas y solo es detectada por la persona cuando empieza la aparición de protuberancias en los genitales, aunque también se detecta mediante un examen médico llamado Papanicolau. Esta infección es aun más difícil de detectar en mujeres ya que produce verrugas que tienden a ser más pequeñas sobre sus genitales aunque las que aparecen en el ano son del mismo tamaño en ambos sexos.

La infección por el virus del papiloma humano, no tratada puede producir a largo plazo cáncer en cérvix, ano, pene y vulva.

Transmisión: Este virus se trasmite por el contacto sexual aunque se han evidenciado lesiones en adolescentes sin actividad sexual.

HERPES GENITAL

El herpes genital es producido por el virus del herpes simple (VHS) 1 y 2. La mayoría de los caso de infección es por el VHS tipo 2 aunque el herpes simple tipo 1 (oro-facial) también está apareciendo en el área genital por las prácticas sexuales genitales-orales. Esta enfermedad produce ulceras genitales y podría provocar un cáncer genital escamoso.

Cuando la infección está en la boca, se la llama herpes oral. Cuando está en los órganos sexuales, se le llama herpes genital. La primera aparición de síntomas durante la primera infección de herpes genital se llama "herpes" primario. Al principio se puede tener una sensación de hormigueo o picor en el área genital. Puede haber secreciones vaginales, sensación de presión en el abdomen y dolor en las nalgas, piernas y el área de la ingle. En el área cercana al lugar por donde el virus entró al cuerpo aparecen pequeñas protuberancias rojas - en los labios vaginales, el clítoris, la vagina, la vulva, el cuello uterino, el ano, los muslos o las nalgas. Estas protuberancias se convierten en ampollas o llagas abiertas. Entre 24 y 72 horas después de que aparecen las pequeñas ampollas, éstas pueden reventarse y dejar lastimaduras dolorosas. Estas lastimaduras pueden infectarse.

Transmisión: El contacto directo de piel con piel puede transmitir el herpes. Esto incluye tocar, besar y el contacto sexual vaginal, oral o anal. También se puede contagiar a través del contacto con partes húmedas de la boca, la garganta, el ano, la vulva, la vagina y los ojos que pueden infectarse muy fácilmente. Una madre infectada puede pasarle el virus a su bebé durante el parto.

Algunas personas pueden infectarse silenciosamente y después trasmitir el virus a otros algunos años después.